Ylenia: "El amor tiene muchas formas".

La actriz vasca espera dar una pequeña ayuda a quienes, aún hoy, no son completamente libres en su sentimientos. También lo hace interpretando a Maite en Una Vita.

El público de Una Vita la está conociendo gracias al personaje de Maite Zaldúa, una profesora de pintura que mantiene una relación sentimental con la joven Camino Pasamar (Aria Bedmar, que aparece con ella en la foto a la derecha en la otra página) y que, por ello, es capaz de crear un escándalo sin precedentes en el barrio de Acacias, sobre todo teniendo en cuenta que las historias están ambientadas en 1913.

Para interpretarla, está la actriz vasca Ylenia Baglietto, de 34 años, abrumada por el gran éxito del culebrón, seguido por más de tres millones de espectadores cada día en el Canal 5


P: ¿Cómo fue la experiencia de trabajar en un plató de telenovelas a principios de siglo?

Y: Para mi fue un paso más en mi carrera. He estado haciendo este trabajo durante 10 años, he ganado mucha experiencia en teatro, cine y televisión. Una Vita, sin embargo, me dio a conocer internacionalmente, incluida Italia. Recibo mensajes de todo el mundo todos los días, la gente realmente aprecia el carácter de Maite y me felicita por mi interpretación. Estoy orgullosa de ello.


P: Maite ama a otra mujer, una pregunta delicada: ¿Qué te parece?

Y: Creo que es necesario contarle a la mujeres homosexuales en los dramas televisivos, ¡es una forma de mostrarle al público que existen! No debemos tener miedo de mostrar las múltiples formas que tiene el amor, no solo hay parejas formadas por hombres y mujeres, es casi obvio. En definitiva, Maite es una

forma de que la gente sepa que en el amor entre dos personas del mismo sexo no hay nada extraño ni malo.


P: ¿Esperabas que gustara tanto a Maite y Camino?

Y: En realidad no esperaba un éxito de esta magnitud, sin embargo entiendo por qué Maite y Camino han llegado tan lejos: son personajes que la gente necesita ver, que ayudan a quienes viven la misma situación, los espectadores ven en ellas el reflejo de quien soy. Y esto ayuda a aceptarse, a comprender que no están solas. Sì, Maite y Camino les hablan a todas esas mujeres que, aún hoy, no son del todo

libres para amar a quien quieran.


P: ¿Cuándo decidiste ser actriz?

Y: Vengo de la gimnasia rítmica, soy campeona desde hace mucho tiempo. Luego, a los 17, decidí dejar la gimnasia, pero no quería dejar de actuar frente a una audiencia. En ese momento, estaba Paso Adelante en España y fue esta serie la que me hizo pensar en una escuela donde las personas pudieran aprender a

actuar y bailar. Entonces les dije a mis padres que quería aprender todo: actuar, bailar, cantar. Y comencé a tomar lecciones de la escuela de arte dramática.


P: Además de Una Vita, ¿se está cocinando algo más?

Y: Trabajé en una serie vasca, pero actualmente estoy ocupada con un musical, basado en la historia de Juana Inés de la Cruz, una escritora homosexual obligada, en el siglo XVII, a convertirse en monja como castigo y espero que pronto este espectáculo se convertirá en una gira. También estoy haciendo un programa vasco donde hablamos de diferentes historias culturales, en el que los actores interpretamos a personas que realmente existieron.

P: ¿Qué haces en tu tiempo libre?

Y: Me gusta ir al gimnasia, soy una buena comedora, ¡así q


ue tengo que quemar calorías con el movimiento! También disfruto dando vueltas por los restaurantes, probando diferentes cocinas. Viajo mucho, paso mucho tiempo con amigos y, además de leer, voy al cine y al teatro lo antes que puedo.


P: Hablando de viajes, ¿Has estada alguna vez en Italia?

Y: ¡Si! He estada en Roma, Venecia y Florencia. Italia tiene muchos puntos en común con España. Las personas son cariñosas, te dan confianza sin juzgarte mucho.

Muy buen sentimiento. También está todo esto en España, pero se nota más cuando, como invitada, cruzas la frontera. Y luego tengo orígenes italianas, por lo que seria genial volver allí para trabajar también.


P: ¿Y te estás preparando para hacer realidad este sueño en nuestro país?

Y: ¡Absolutamente sí! Y mientras tanto, sigo estudiando italiano.




40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo